La claridad consiste en saber lo que sabes

ES LA DIFERENCIA ENTRE TOMAR UNA DECISIÓN Y SEGUIR LA CORRIENTE …

La capacidad para aprender nuevas destrezas en nuevos contextos y con nuevas aplicaciones, en conjunto con la flexibilidad para aplicar estas herramientas de maneras innovadoras, conllevan a la creatividad de oportunidades y esto es primordial para el crecimiento personal y en equipo.

Esta elasticidad individual no es otra cosa que la capacidad de resiliencia, es ser capaz de fortalecernos y no solo sobrevivir a las tensiones del sistema.

Conformar un sistema flexible, pero sensible y fuerte a la vez, proviene de cultivar tanto la habilidad para desacelerar como la habilidad para acelerar, porque la elasticidad individual depende de desarrollar habilidades para generar un ciclo constante, desacelerando y acelerando durante períodos.

Si bien las diferentes etapas de vida y estudios pueden señalar una enorme necesidad para algunas prácticas, es imprescindible que tengamos la habilidad para desarrollar un conjunto de prácticas de aceleración y desaceleración para recurrir llegado el momento.
Vemos como la empatía, la creatividad, flexibilidad y perseverancia son capacidades preponderantes para el desarrollo de nuestro potencial.

Alimentamos nuestro cuerpo y nuestra mente mediante nutrientes y el descanso, así también mediante el crecimiento y la exploración deleitamos a nuestra alma. Cuando ellos se alinean, se complementan y se buscan de manera deliberada para reforzarse el uno con el otro y así el efecto en la liberación de nuestro potencial es cada vez mayor. Porque nuestra alma se regocija al saber y reconocer cuál es la esencia de nuestra capacidad de resiliencia y crecimiento.

Sencillamente liberar nuestro potencial es un proceso de desaprendizaje y aprendizaje, siendo la elasticidad individual crucial para desarrollarnos en un mundo impredecible.Porque todo trabajo que pueda ser estandarizado y hecho de manera rutinaria, es candidato ideal para la automatización.

La vida está llena de un potencial ilimitado y la nueva información puede cambiar por completo nuestra perspectiva de una situación. Debes conocerte en esencia siendo capaz de verte a ti mismo de manera objetiva y verás que la claridad consiste en saber lo que sabes.

Todas nuestras acciones están determinadas consiente e inconscientemente por nuestro nivel de claridad y en el nivel de la esencia solo hay lugar para los sentimientos profundos.
Por ello, mientras no pongas en línea tus sentimientos con tus acciones no avanzarás, porque no tendrás claridad suficiente para saber lo que sabes y sentir lo que sientes en profundidad.

Pero no renuncies a tu intuición. Simplemente date cuenta de que aún no has hecho lo necesario para lograrlo. Porque debes conocer la diferencia entre tomar una decisión y seguir la corriente.